Cuando empecé en el mundo de la hospitalidad como anfitrión en Airbnb, cometí errores, pero también me sirvieron para aprender de ellos, ya que cada uno ha supuesto una oportunidad de aprendizaje y desarrollo de habilidades.

Por cada fallo que cometemos, la actitud que tenemos que tomar es levantarnos, sacar lo positivo de la situación y continuar hacia delante. De esta forma, una persona se transforma en un experto en un ámbito. Gracias a los cometidos con Airbnb, ahora tengo un conocimiento más profundo que se suma a mis experiencias en hostelería a nivel internacional.

errores

1. No anticipar las reservas

El primer error que cometí como Anfitrión en la plataforma Airbnb fue no haber anticipado las reservas de clientes. ¿Qué significa esto y cómo se puede poner en práctica?

Es cierto que es muy difícil poder anticiparnos a las reservas; sin embargo, si el alojamiento está siempre listo para recibir a los clientes, se podrán aceptar reservas en cualquier momento en lugar de rechazarlas.

En mi caso, lamentablemente no siempre es así y eso me hace perder dinero, por lo que si el cliente manda una solicitud para hoy, lamentablemente no tengo tiempo suficiente para preparar el alojamiento ni la habitación. Es precisamente en lo que estoy esforzándome para poder aceptar reservas de último momento.

2. No tener los mismos estándares

Mi segundo error ha sido no haber tenido los mismos estándares de limpieza. Con el tiempo, he cogido confianza y la rapidez me ha llevado en algunas ocasiones a precipitarme. 

Hubo una vez en la que no había anticipado una reserva y un cliente me pidió una habitación para el día siguiente. Limpié y preparé todo el día anterior, pero con las prisas no lo hice como debía. ¿Cuál fue el resultado? Una reseña de cuatro estrellas en lugar de cinco, ¡los clientes se fijan en todo! Así que es importante no confundir la precipitación con la rapidez. 

Es muy importante que siempre se mantengan los mismos estándares, aunque sea la primera vez que vengan a nuestro alojamiento. Aunque no comparen con nuestro servicio en ocasiones previas, sí pueden hacerlo con otros alojamientos de la plataforma Airbnb y  ver que no está al mismo nivel que el de otros Superhost.

Entonces, mi consejo para evitar este error es tener una checklist muy clara y precisa de cómo limpiar y preparar el alojamiento a fin de mantener siempre los mismos estándares.

3. No disfrutar

Mi tercera equivocación ha sido no disfrutar de la estancia de los viajeros, lo que me ha generado presión y estrés sin sentido. 

A los clientes les gusta que la persona sea amable, que esté disponible, que les ayude y, sobre todo, que pase tiempo con ellos y que les presente la ciudad. Por eso es muy importante tomarlo con calma aunque los estándares tengan que ser muy altos y disfrutar de la compañía de los viajeros. Hablar, intercambiar ideas o tomar una copa de vino con ellos hará que la estancia sea inolvidable y que disfruten más.

Ahora ya conoces mis tres grandes errores con Airbnb y lo que he podido aprender de cada uno. Cometer una equivocación es algo normal e incluso positivo, ya que eso significa que la persona tiene ganas de emprender y mejorar. Lo más importante es saber aprender de ellas y no repetirlas.

Apúntate a la formación y verás rápidamente los primeros resultados. 

Estoy seguro de que tú también habrás cometido errores, así que, ¿por qué no los compartes conmigo?

Únete a nuestra comunidad

Forma parte de nuestra comunidad y recibe las últimas noticias y todo lo que necesitas saber sobre House Hacking y Airbnb.