Si estás pensando en dar el paso y empezar creando una cuenta como anfitrión de Airbnb pero aún no estás decidido al 100%, es probable que te estés haciendo miles y miles de preguntas, como la típica de «y si pasa eso, no sé cómo lo voy a solucionar» por eso este artículo te va a ayudar a tener une mentalidad fuerte. Quizás seguramente habrás comentado con tu familia, pareja, hijos o amigos tu intención de empezar como anfitrión en Airbnb para escuchar sus opiniones y te habrán asustado con sus miedos o historias del cuento de la lechera.

Todo esto es totalmente normal, yo también pasé por esta etapa en 2018 en el momento de iniciarme cómo anfitrión en la plataforma. Por eso, voy a compartir contigo esta fase que me tomé como un reto a vencer. Tal como dice Napoleón Hill, «La razón número uno por la que las personas fallan en la vida es porque escuchan a sus amigos, familiares y vecinos».

Lo primero que hice fue comentárselo a mis amigos y familia para tener su opinión acerca de si pensaban si era una buena idea ser anfitrión en Airbnb. Me acuerdo de que el 90% de ellos me dijeron que no y cada uno de mis amigos solo me transmitió sus miedos.


Te voy a explicar los 5 feedbacks que recibí y cómo darles la vuelta para empezar a ser anfitrión y conseguir el éxito en la plataforma.

1. Pensaba que no iba a funcionar y que iba a ser muy complicado

Todos me decían que había ya muchos anuncios en la plataforma y que iba a ser muy complicado destacar mi anuncio por encima de los demás. 


Nada más lejos de la realidad, ya que con una buena estrategia, conseguí las primeras reservas solamente una semana después de haber creado mi cuenta como anfitrión. En algo sí tenían razón y era en la necesidad de desmarcarme de los competidores. Es lo que hice con mi estrategia: fotos de calidad, precio económico y servicio 5 estrellas.

2. Me iba a robar mucho tiempo

La gente me decía que al inicio todo iba a ser perfecto, que estaría contento y motivado pero que, a la larga, se haría pesado a la hora de tratar con los clientes y que tendría que aguantar sus quejas. 

¿Sabes qué? Los clientes se quejan si la estrategia que eliges no es la correcta y si no haces esta labor con amor. Cuidar de un cliente se hace con cariño, no por ganar dinero únicamente. Por eso, antes de pensar en cómo ganar dinero, te aconsejo que pienses cómo quieres cuidar de tus clientes para que te dé resultados positivos.

3. Ganaría poco y trabajaría mucho

Mis amigos me decían que iba a trabajar mucho y ganar poco dinero y que sería mejor que no empezara con todo esto.

Una vez más se equivocaban. Trabajar mucho cuando se empieza un nuevo proyecto para tener éxito es absolutamente normal. Sin embargo, después de un par de meses me di cuenta de que mi tiempo lo podía gestionar de mejor manera y empecé a hacer las tareas de forma más rápida y precisa.

Tu tiempo es el valor más grande que tienes, por lo que el secreto está en encontrar la manera más adecuada para hacer las cosas, como por ejemplo con la limpieza o la preparación de la habitación más rápido con la ayuda de una check list.

4. Los clientes me iban a robar

Lamentablemente, como en cualquier negocio, en Airbnb hay todo tipo de perfiles. Sin embargo, hay una manera para elegir cuál de ellos quieres en tu alojamiento; es perfectamente aceptable que no quieras que todo el mundo se aloje en tu casa.

En este punto, Airbnb no nos permite filtrar los perfiles. Sin embargo, hay varias estrategias que permiten indirectamente filtrar el perfil de cliente que quieres alojar, como el precio, la descripción de tu anuncio, las fotos, los servicios, etc. Realmente, desde que he empezado como anfitrión en Airbnb, no he tenido ningún problema con los clientes.

5. La hospitalidad es un mundo aparte

Es cierto que la hospitalidad es un mundo aparte, pero saber cuidar de los clientes como si fueran tu familia, prepararles la habitación como si fuera para un amigo y hablar con ellos como si fueran tus vecinos es algo que todos podemos hacer. 

Un consejo muy útil que te puedo dar antes de iniciarte como anfitrión en Airbnb y dar el paso es que te formes. Tengo experiencia en el mundo de la hospitalidad y eso a mí me ha ayudado mucho, pero si no es tu caso, te aconsejo que sigas leyendo cómo empezar como anfitrión en Airbnb en otros artículos que encontrarás en el blog.

Lo que he querido transmitir con este artículo es que el miedo de los demás, sus opiniones acerca de Airbnb y sus maneras de pensar no son los tuyos. Eso significa que si una persona tiene miedo a dar el paso en algo, muy probablemente te va a recomendar no hacerlo y te va a explicar por qué no hacerlo basándose en sus temores, aunque en ningún momento estos tienen que ser los tuyos propios.

Por eso, es mejor pedir consejos siempre a gente que haya hecho aquello que quieres hacer, ya que ellos te ayudarán con buenos consejos para tener éxito.

Apúntate a la formación y verás rápidamente los primeros resultados. 

¿Y tú? Cuéntame qué mentalidad vas a tener para empezar en este mundo 🙂

Únete a nuestra comunidad

Forma parte de nuestra comunidad y recibe las últimas noticias y todo lo que necesitas saber sobre House Hacking y Airbnb.